La sociedad confía en que las empresas resuelvan problemas sociales

Las empresas son la institución más confiable según el barómetro de confianza de Edelman del 2021 . En una encuesta realizada en 28 países, entre ellos España, los encuestados sitúan a las empresas  en el primer lugar de la confianza (61%), por delante de las ONG (57%), los gobiernos (53%) y los medios de comunicación (51%).

Las empresas han logrado esta confianza desarrollando vacunas de forma proactiva en un tiempo récord, colaborando y contribuyendo en la comunidad, suministrando información confiable  y encontrando nuevas formas de trabajar. La confianza continúa moviéndose localmente, con los encuestados que confían aún más en “mi empleador” en un 76% y en “el director ejecutivo de mi empleador” en un 63%.

Después de un año marcado por la pandemia, con la sociedad cada vez más desconfiada de los gobiernos, las redes sociales y los medios de comunicación, la ciudadanía ve en las empresas la institución llamada a mejorar la situación. Es más, el 68% de los encuestados afirma que los directores ejecutivos deben preocuparse por invertir cuando el Gobierno no soluciona los problemas sociales. Asimismo, el 65% apunta que son responsables ante la comunidad.

Estas expectativas para las empresas suponen una mayor responsabilidad tanto para las empresas como para sus dirigentes, a los que se les exige un mayor compromiso social, un liderazgo ético, el buen gobierno, el respeto a los Derechos Humanos y la protección del medio ambiente. 

 

La confianza es un activo clave para las empresas, pues a mayor confianza mayor lealtad de los consumidores.

 

 

Apostando por lo local y relaciones auténticas

La confianza en los líderes sociales ha disminuido un 3% para los Directores ejecutivos. Sin embargo, hay más posibilidades de que la ciudadanía deposite su confianza en líderes empresariales con los que tiene conexión, bien por ser sus empleadores (un 76%) o bien por tener un vínculo con su comunidad. Es decir, las empresas tienen un papel relevante en la vida de las personas a las que emplea y de su entorno más próximo. Por tanto deben comprometerse con ellas y estrechar las relaciones para generar más confianza.

La encuesta indica que la ciudadanía tiene unas altas exigencias de acción a las empresas. Esperan que no solo actúen guiadas por su propio interés en este contexto tan incierto en el que vivimos. Depositan en ellas, como empleadoras, un papel activo en la solución de problemas sociales y en la recuperación de la confianza. Este contexto es una oportunidad para desarrollar el activismo de marca e implicarse en causas para mejorar los problemas de la sociedad.

Calidad de la información

El informe de este año revela que la mayor oportunidad para ganarse la confianza empresarial es proteger la calidad de la información. El 53% de los encuestados cree que las corporaciones necesitan llenar el vacío de información cuando los medios de comunicación están ausentes.

La calidad de la información de las empresas se logra con un plan de comunicación que responda realmente a las expectativas de los diferentes grupos de interés, ofreciendo información relevante, oportuna, consistente y continuada. Este plan de comunicación ayudará a seguir manteniendo la confianza de las empresas.  Contáctanos si necesitas que te asesoremos en la elaboración de la estrategia de comunicación de tu empresa logrando la confianza de tus clientes, empleados, sociedad y demás grupos de interés.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.