Las 7 características de la comunicación responsable

La comunicación responsable es el proceso por el que que conoce y difunde la realidad de una organización hacia todos los grupos de interés.

Una comunicación responsable permite la creación de una buena reputación y evita riesgos éticos. La exposición a estos riesgos éticos son cada vez más frecuentes en los medios de comunicación debido al aumento de la transparencia, así como al incremento del rechazo social, lo que provoca graves perjuicios económicos y pueden llegar a destruir empresas y hacer caer gobiernos.

La comunicación corporativa ser valorada como un recurso para cualquier organización porque contribuye a conseguir sus objetivos. Pero para que esta comunicación sea eficaz debe estar alineada a la estrategia y cumplir una serie de características.

Las 7 principales características de la comunicación responsable

  1. Es  honesta: difunde mensajes veraces de forma clara.
  2. Es equilibrada: informa de los impactos positivos y negativos de la empresa de forma oportuna, a través de recursos como las memorias de sostenibilidad.
  3. Respeta la intimidad de las personas y pone especial cuidado en la protección la infancia y la difusión de una cultura de paz.
  4. Es transparente y accesible a los distintos grupos de interés: se presenta de forma accesible, organizada y clara a todas las personas, dependiendo de sus capacidades e intereses.
  5. Es coherente con los valores de la organización y  está alineada a la estrategia: evitando acciones desconectadas y el gasto superfluo de recursos.
  6. Es sostenible desde el punto de vista económico, ambiental y social.
  7. Es bidireccional, escucha a sus grupos de interés y crea herramientas para favorecer el diálogo con cada uno de ellos.

La comunicación responsable es hoy en día la única forma de cuidar la reputación y evitar riesgos éticos. Es bien conocido el impacto de la comunicación y la ética en la reputación de las marcas, lo que a su vez genera una respuesta positiva en la sociedad y una mayor lealtad de clientes y empleados.

La comunicacion responsable en las cuestiones de salud

En el caso de la comunicación relacionada con la salud, la comunicación responsable cobra una especial relevancia ya que si no se practica se pueden poner en riesgo la vida de personas, crear falsas esperanzas, distorsionar la imagen de la enfermedad y afectar a personas vulnerables.

En este contexto,  un grupo de periodistas de toda España se han dado cita en Salamanca el 13 de septiembre, en el “I Encuentro de Periodismo y Alzheimer,” para abordar el tratamiento informativo de la enfermedad de Alzheimer, que afecta a más de un millón de personas en España y más de 46 millones en el mundo.

En este Encuentro se ha firmado la Declaración de Salamanca por la que se insta a editores y medios de comunicación a ampliar sus coberturas informativas reflejando la realidad de la enfermedad y evitar la estigmatización de los enfermos y sus familias.

La directora de Cabal consulting, Belén Merino, como vicepresidenta de la Asociación de la Prensa de Valladolid fue una de las periodistas que formó parte del grupo de trabajo que ha redactado esta declaración, junto a Magdalena González, vocal de la Asociación de la Prensa de Valladolid;  Elena Martín, Ana G. Carlos y José Pichel- presidenta, vicepresidenta y socio, respectivamente de la Asociación Salmantina de Periodistas y Pedro Lechuga como decano del Colegio de Periodistas de Castilla y León.

Si necesistas un diagnóstico de la comunicacion en tu organización o deseas poner en marcha una estrategia de comunicación eficaz y responsable, llama ahora. Gana de forma responsable.

Taller: cómo hablar en público frente a una cámara y grabar un vídeo

Taller de hablar en público y comunicación  audiovisual

Participar en la grabación de un vídeo es hoy en día una tarea habitual para cualquier profesional. La tecnología está al alcance de todo el mundo, pero lo que quizá no te han enseñado es a dominar el lenguaje audiovisual y cómo hablar en público ante una cámara.

No lo dudes, conocer las claves de la comunicación audiovisual, cuáles son los trucos para hablar con naturalidad a la cámara y aprender a grabar vídeos de forma profesional te permitirá vender tus ideas a través de internet y llegar a públicos más amplios.

¿Qué aprenderás?

• Las claves del lenguaje audiovisual.
• Técnicas y herramientas para grabar vídeos de forma profesional.
• Aprender a hablar con naturalidad y controlar los nervios frente a una cámara de vídeo.
• Atender una entrevista periodística televisiva.

 

Públicos:

Todos los públicos, a partir de 16 años.

Contenidos:

Parte I: Introducción
1. Comunicación audiovisual y marca personal.
2. Las claves para persuadir y proyectar credibilidad.
3. El control del miedo.

Parte II. Estrategias para hablar frente a una cámara y enamorar a tu público.
1. La producción y planificación del vídeo.
2. Cómo hablar frente a una cámara
• La mirada.
• La utilización del lenguaje corporal.
• La voz y los silencios.
• La respiración.

3. Consejos y trucos para hablar en televisión y frente a un periodista.
Cómo preparar y realizar una entrevista con un periodista, elegir la ropa adecuada, la pose, elegir la ubicación adecuada si el equipo acude a nuestro entorno a grabar, transmitir ideas complicadas con mensajes fáciles, etc.

Coste: 80 euros.

 

Condiciones: el taller se realizará con un mínimo de 5 alumnos.

Cuándo: martes, día 3 de julio de 16.30 a 20.30 horas.

Dónde: Estación de tren Campo Grande. https://www.vialabcoworking.com/

Vialab Coworking

 

Puedes inscribirte en este formulario

 

 

Más información en: info@cabalconsulting.com

 

Docentes

BELÉN MERINO es periodista y asesora internacional de Comunicación, Reputación y marca personal. Ha desarrollado su carrera en medios de comunicación como El Economista, ABC, Radio Nacional de España, Radio Exterior de España, Cuatro Televisión, El Universal de México, y CNN-Expansión, entre otros. Además ha ocupado distintos puestos en el área de estrategia de comunicación como la Embajada de España en México y la Fundación Ciudad de la Energía (del Gobierno de España), entre otros. Es Vicepresidenta de la Asociación de la Prensa de Valladolid.

En 2013 y durante tres meses, participó en el Programa para hablar en público de Toastmaster international, en Chicago (Estados Unidos), donde se entrenó en técnicas de oratoria, liderazgo, story telling (contar historias) y técnicas de comunicación espontánea. Con toda esta experiencia, ha desarrollado una metodología propia que plasma en “el taller para hablar bien en público” que ha impartido a más de 300 personas, particulares y empresas.

ALMA TRABAJOS es periodista especializada en televisión, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Ha pasado por medios como la Ser, Radio Nacional, el Mundo, Radio Televisión de Castilla y León o Antena 3 Noticias; y en la actualidad colabora con Noticias Cuatro e Informativos Telecinco. Ha podido compaginar todo ello con formación constante, a destacar los cursos de “La Palabra como arte,” de Acega Formación o “Presentación en programas de radio y televisión”, de Barlovento Comunicación. También ha dedicado su experiencia a labores de comunicación de varios organismos. Forma parte de la Junta directiva de la Asociación de la Prensa de Valladolid, como vocal.

Ha presentado eventos ante gran público, como el “Día de la provincia” que cada año organiza la Diputación de Valladolid, o la Bienal de Grabado, en la que también participa esta institución provincial. También ha conducido varios actos de diferentes partidos políticos y moderado mesas de debate. Copresentó la primera edición de los Premios del deporte que entregó esRadio en 2014.

Cómo mejorar la reputación de las empresas españolas en México

De nuevo, ninguna compañía de España entre las 50 con mejor reputación, según el Estudio Reptrak Pulse 2018, a pesar de ser el segundo inversor en el país

 

De las más de 6.000 empresas con capital español ubicadas en México, según datos de la Secretaría de Economía del Gobierno mexicano, no hay ninguna entre las 50 con mejor reputación en el país, según el Estudio Reptrak de Reputation Institute de 2018, al que ha tenido acceso con antelación la revista Forbes y que se presentó durante el XI Encuentro Latinoamericano de Responsabilidad Social Empresarial.

Este dato no es extraño, así lleva siendo desde que el Estudio Reptrack se realiza en México y de hecho nos hicimos eco de este dato en 2016. El Estudio Reptrack mide el pasado de las empresas, lo que éstas hacen en la actualidad y su comportamiento futuro. ¿Es que las empresas españolas, algunas de las cuales representan a sectores estratégicos como la banca o la energía, están condenadas a estar en un segundo lugar? ¿Por qué esto es así? Vamos a analizarlo.

Para hacer esta evalución, el Reptrack pre selecciona y evalúa a más de  250 empresas ubicadas en México, de las cuales sólo 6 son españolas (BBVA Bancomer, Gas Natural, Mapfre, Movistar, Santander y Zara); finalmente, ninguna empresa ha sido seleccionada de entre las 50 primeras, después de más de 7.000 entrevistas realizadas entre público general, que contaba con un conocimiento previo de las empresas.

El modelo RepTrak mide la capacidad de una empresa para satisfacer las expectativas de sus grupos de interés en base a 7 dimensiones clave en la reputación (oferta de productos y servicios, innovación, liderazgo, finanzas, entorno de trabajo, integridad y ciudadanía), 3 de las cuales, (que corresponden al 40% del cómputo del Reptrack) son la ciudadanía, integridad y entorno de trabajo, que son dimensiones de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

 

España, segundo inversor en México, pero con “bajo perfil” en reputación

Hay que decir que las grandes empresas españolas tienen al menos 2 características que podrían penalizarlas en cuanto a la valoración de su reputación. Por una parte el sesgo sectorial, ya que las grandes empresas españolas pertenecen a sectores tradicionalmente con menor reputación como energía, finanzas y construcción.

En segundo lugar, el pasado colonial podría estar también influyendo en las valoraciones.

En este contexto, hay más motivo si cabe para que tanto desde la iniciativa privada como pública se hagan más esfuerzos por mejorar la relación y la percepción. Es motivo de preocupación este “bajo perfil” de las compañías de un país que es el 2º inversor en México, con 53.261 millones de dólares en el período 1999-2015 (12,5% de la total); donde cada día una empresa española se instala en el país y que es la  8ª Economía de mayor importancia para España, según el Índice Elcano de oportunidades y riesgos estratégicos.

¿Cómo es posible que las empresas españolas sigan sin invertir en fortalecer la reputación corporativa a pesar de los beneficios que supone?

La reputación corporativa es fuente de ventajas competitivas: permite mejor acceso a capital, licencia para operar; atrae talento y aumenta el compromiso de los empleados, entre otras.

Se han hecho esfuerzos y hay mejoras: algunas empresas han comenzado a hacer memorias de sostenibilidad locales y han incorporado algunos responsables de Comunicación y RSC, pero no es suficiente para un país (y una región) que ha permitido crecer, evolucionar e internacionalizarse a muchas de las grandes compañías españolas y que en la reciente crisis ha sido un salvavidas para éstas.

En demasiadas ocasiones sólo la perspectiva de la casa matriz ha sido tenida en cuenta; hasta hace bien poco multinacionales españolas no contaban con directivos de Responsabilidad Social ni de Comunicación en el país que establezcan relaciones continuadas, fluidas y mejoren el entendimiento con diversos grupos de interés.

Por ello, muchos mexicanos de a pie: académicos, profesionales, periodistas, líderes locales, empresarios, etc. observan con desconfianza el impacto de la inversión española.

Marca España

Es cierto que la marca España en México es una de las mejor valoradas del mundo porque los proyectos y productos que ofrecen son de calidad, lo cual es una dimensión importante en la Reputación pero no es suficiente.

La mayoría de los proyectos que han desarrollado hasta ahora las empresas españoles han sido fruto de un trabajo riguroso y exhaustivo sobre aspectos técnicos, ambientales y económicos, pero han adolecido de visibilidad, involucramiento, aceptación social y el entendimiento cultural. Ahora, esta situación ya no es sostenible, los grupos de interés demandan más transparencia, ética y RSC.

¿Qué se puede hacer para mejorar la Reputación corporativa?

  1. Más participación: Las empresas españolas tienen que incrementar los niveles de consulta, colaboración, entendimiento y participación de grupos de interés menos tradicionales como organizaciones no gubernamentales, organizaciones profesionales, comunidades y líderes locales, periodistas y mundo académico, además de reguladores; políticos y autoridades locales y federales.
  2. Mayor protagonismo local y comunicación: se necesita más comunicación de las buenas prácticas de RSC, una mayor profesionalización y formación en RSC de las personas encargadas de gestionar las relaciones con los grupos de interés y más protagonismo de los ejecutivos locales.
  3. Más transparencia: Las empresas deben reflejar en sus cuentas anuales los ingresos totales por país (y no por divisiones o líneas de negocio) como lo hacen las empresas líderes en reputación (Observatorio RSC, 2014, ejercicio 2012).
  4. Más implicación en los Objetivos de Desarrollo Sostenible: en el marco de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, las empresas españolas pueden desarrollar más y mejores estrategias para mostrar su compromiso con ésta; involucrándose más en la comunidad e incorporar la visión local de la sostenibilidad, logrando así mejorar su desempeño y mejorar su reputación.
  5. Más accesibilidad e información adecuada  a distintos grupos de interés sobre los riesgos a los que sus grupos de interés están expuestos por las actividades de la empresa, y cómo ésta los gestiona.

Si eres una empresa española y quieres saber más sobre cómo mejorar la reputación de tu empresa en México o en España, pregúntanos sin compromiso, somos expertos: info@cabalconsulting.com

 

El impacto de la Comunicación y la Ética en la Reputación de las marcas

El impacto de la Comunicación y la Ética en la Reputación de las marcas fue el título de la conferencia que impartió la directora de Cabal consulting, Belén Merino en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, el 14 de marzo de 2018, ante más de 200 alumnos y profesores de los grados de Mercadotecnia, Administración de Empresas y Turismo

En la plática se analizó el nuevo entorno empresarial en el que las marcas deben competir y hacerse visibles para ser elegidas por los consumidores cada vez más exigentes. como se indicó , el 85% de los consumidores milenials introduce criterios medioambientales y sociales antes de hacer una compra. Por ello es tan importante que las empresas apliquen la ética en su empresa para evitar riesgos reputacionales y fortalecer su capital reputacional.

El impacto de la Comunicación y la ética en la Reputación de las marcas

Asimismo se explicó la relación que existe entre Comunicación, Ética y Reputación, donde la Ética es la base de una pirámide que protege la Reputación y la Comunicación es la palanca para impulsar a la organización.

Finalmente se analizaron casos de empresas que han afrontado recientemente crisis reputacionales como Volkswagen y la Costeña y cómo los han afrontado y se dieron las claves de por qué la empresa mexicana Bimbo, ha sido la única en ser incluida en el Ranking mundial de las empresas más éticas.

El impacto de la Comunicación y la ética en la Reputación de las marcas

El impacto de la Comunicación y la ética en la Reputación de las marcas

5 Buenas prácticas para proteger la reputación de las marcas

Para finalizar la plática Belén Merino aconsejó seguir al menos estos 5 consejos:

  1. Revisa la dimensión axiológica de tu organización: es decir tus valores y si estos son coherentes con tu misión y visión y el contexto en el que opera tu empresa.
  2. Elabora tu mapa de grupo de interés: una gestión desde el punto de vista reputacional y responsable implica  identificar, conocer, priorizar y trazar un plan de trabajo con los grupos de interés relevantes de tu organización,
  3. Construye relaciones auténticas: la simulación hoy en día no funciona, sé coherente y transparente.
  4. Alinea la estrategia de sostenibilidad de tu negocio a los Objetivos de Desarrollo sostenible: en el contexto actual es imprescindible conocer y sumarse a la Agenda de Desarrollo sostenible mundial.
  5. Hazte visible: si haces todo lo anterior, pero no lo comunicas estarás perdiendo oportunidades de incrementar tu capital reputacional. La comunicación debe ser coherente con tu misión, con oportunidad y diferenciándote de tu competencia.

Con estas claves podrás incrementar la reputación de tu empresa y competir en un entorno global. Si quieres saber más o tienes dudas sobre algún aspecto, contacta con nosotros sin compromiso. Tenemos actividad en España y México.

También puedes ver todas las fotos del acto en la Universidad Iberoamericana de Ciudad de México en nuestro Facebook.

¿Cómo hablar en público y persuadir? Te contamos las 5 claves

Hablar en público es una de las 3 cualidades más valoradas por las empresas, junto al conocimiento de idiomas y la capacidad de adaptación. Sin embargo hablar en público es un reto para la mayoría de las personas, ya que nuestro sistema educativo no nos ha formado para ello. Te contamos las 5 claves para que triunfes al hablar en público. Leer más

Reputación, tu aliado para crecer, competir y ser sostenible

La directora de Cabal Consulting, Belén Merino, impartió un taller para gestionar la reputación corporativa en el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) los días 30 y 31 de marzo de 2017 en la Ciudad de México.

El taller estuvo enfocado enseñar una metodología para gestionar la reputación corporativa  de una forma práctica y aplicable a cualquier organización.

Al taller asistieron responsables de RSE de diversas empresas y organizaciones procedentes de estados como Quintana Roo, Chihuahua o la Ciudad de México y Veracruz.

Ventaja competitiva

En la época de la transparencia, la incertidumbre, la globalización y las nuevas tecnologías, y con una sociedad cada vez más consciente y exigente la reputación corporativa está cobrando un valor creciente como un activo para las empresas. Este valor se refleja en el número de artículos académicos que contienen en su título los términos “reputación corporativa” o “riesgo reputacional”, que se ha más que duplicado desde el año 2000 (The Conference Board Business Information Service, 2007).

No obstante, la preocupación por la reputación no es nueva. Así hablamos de que una empresa tiene “buen nombre” o que tal o cual persona “goza de buena reputación”. Ya lo dijo Miguel de Cervantes en la segunda parte de “El Quijote”: “que más vale el buen nombre que las muchas riquezas”.

La Reputación se ha considerado y se considera un activo muy valioso que debe cuidarse para conseguir ventajas competitivas en un entorno global cada vez más complejo y con una gran competencia.

Belén Merino compartió con los asistentes su visión sobre la gestión de la reputación: hacer las cosas bien y además comunicarlo de forma cabal. Asimismo, aseguró que  hoy en día  no es posible lograr buena reputación sólo con relaciones públicas, ya que es difícil ocultar las conductas poco éticas y el engaño en la sociedad actual.

 

“El modo de obtener una buena reputación es procurar ser lo que se desea parecer.”   Sócrates

¿Es la comunicación de tu empresa coherente con sus valores?

Comunicamos todo el tiempo, aunque carezcamos de una estrategia al respecto. Las empresas, las marcas, las personas, los gobiernos son el reflejo de lo que dicen a través de sus mensajes, de sus hechos  y los valores que los definen. Todo ello va conformando la reputación de la empresa, de la organización y de las personas.

Según la RAE, la reputación es “opinión o consideración en que se tiene a alguien o algo”. Esta opinión no surge de la noche a la mañana sino que se va conformando en la mente de las personas a lo largo de los años, a través de la experiencia con esa empresa y  lo que los demás cuentan de ella.

La reputación es sinónimo de confianza y la confianza es la base de la construcción de cualquier relación, especialmente la comercial. Los consumidores buscan confianza a la hora de adquirir un producto o servicio y son cada vez más exigentes. Se estima que uno de cada 2 consumidores ya basa sus decisiones de compra en función de la responsabilidad social, ambiental y ética de sus marcas. En mercados globales y transparentes tener buena  reputación es clave para el éxito comercial.

Por ello, hoy en día las marcas, las empresas, los gobiernos y las personas deben gestionar su reputación. De poco sirven las estrategias de marketing para “marcas mentirosas” o empresas irresponsables, porque una vez que el consumidor tenga la experiencia real y descubra que le han dado “gato por liebre” dejará de confiar en ese producto.

Las crisis reputacionales afectan a casi todas las empresas a lo largo de su vida. En los últimos meses hemos asistido a dos casos muy notables. La automotriz alemana Volkswagen, por ocultar pruebas de emisión de gases, y la empresa mexicana de alimentos La Costeña, al aparecer en redes sociales unas imágenes en las que se pone en entredicho la calidad de sus procesos.

Diferentes estudios concluyen que las empresas que tienen un importante y sólido capital reputacional logrado a través de los años,  son más competitivas porque atraen y retienen talento, tienen acceso a capital en condiciones ventajosas, y venden más; y en caso de crisis, disfrutan del beneficio de la duda y se recuperan a medio plazo. En un un par de años, comprobaremos qué  tan solida era la reputación de estas empresas y cómo fue el manejo de la crisis.

Y tú, ¿aún no tienes un plan para gestionar la reputación y aprovecharte de su capital? ¿le apuestas a la improvisación y las pólizas de seguros? Si quieres construir y proteger tu reputación, debes tener una estrategia y una gestión. Pregúntanos en info@cabalconsulting.com

 

 

 

¿Cómo cuidas tu reputación?

Miles de millones pierden las empresas ante una crisis de reputación. Los casos recientes de La Costeña, OHL, Volkswagen…. son sólo 3 ejemplos que  han generado graves pérdidas económicas a sus propietarios. En muchas ocasiones, las empresas o marcas desaparecen.

Las crisis de reputación ponen a prueba las fortalezas o debilidades de las empresas. Algunas reaccionan a tiempo y salen fortalecidas, otras se paralizan y los clientes las abandonan, los acreedores se ceban con ellas y los socios les reclaman.

En la actualidad, nadie está a salvo de tener un episodio de crisis reputacional. Con la utilización masiva de las redes sociales,  las empresas deben prestar más que nunca atención al cuidado y vigilancia de su marca, ya que cualquier persona, incluidos los trabajadores, pueden hablar (bien o mal) de ella.

Hoy en día la gestión estratégica de las organizaciones  implica gestionar algo tan intangible como es la Reputación. Ya lo dijo Miguel de Cervantes en El Quijote, “Más vale el buen nombre, que las muchas riquezas”.

Efectivamente, la Reputación corporativa es una clara ventaja competitiva para quien la posee: atrae y retiene talento, permite negociar con proveedores y acreedores en mejores condiciones, genera incondicionales de la marca, atrae nuevos clientes y en caso de crisis, gozará del beneficio de la duda.

Pero, ¿es posible  gestionar la Reputación corporativa? ¿Cómo hacerlo, cuáles son las claves?  Cabal consulting está especializada en la gestión de la Reputación corporativa, para que se beneficie de ser una empresa, persona u organización admirada,  ¿Hablamos?

info@cabalconsulting.com

 

¿Qué les falta a las empresas españolas en México para fortalecer su reputación

Os compartimos un artículo que ha escrito la Directora de Cabal consulting, Belén Merino, para EFE empresas, sobre la reputación de las empresas españolas en México, a propósito de la presentación del Estudio RepTrak Pulse 2016 del Reputation Institute, durante el IX Encuentro Latinoamericano de Empresas Socialmente Responsables, organizado por el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi), del 2 al 6 de mayo, en la Ciudad de México.

Según el citado Estudio, no hay ninguna compañía de España entre las 50 con mejor reputación en México, a pesar de ser el segundo inversor en ese país y de haber 5.400 empresas con capital español ubicadas en México, según datos de la Secretaría de Economía del Gobierno mexicano. Son varias las razones que explican esta ausencia que Belén Merino explica en su artículo.

El Reputation Institute preseleccionó y evaluó a 277 empresas ubicadas en México, de las cuales sólo 6 eran españolas (BBVA Bancomer, Gas Natural, Mapfre, Movistar, Santander y Zara); finalmente, ninguna fue seleccionada entre las 50 primeras, después de 7.673 entrevistas realizadas a público general, con un conocimiento previo de las empresas. Sigue leyendo