Cómo aplicar la gestión ética en mi empresa para evitar daños reputacionales

La falta de ética en los negocios sale muy cara. El “dieselgate” ya le ha costado a Wolkswagen más de 25.000 millones de dólares en multas e indemnizaciones en Estados Unidos;  la dimisión del consejero delegado Martin Winterkorn, multas de hasta 400.000 dólares  y penas de cárcel de hasta 7 años a los ejecutivos que no denunciaron el fraude en Estados Unidos.

En septiembre de 2015, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos  denunció que Volkswagen había trucado durante años los motores para ocultar que sus emisiones de óxido de nitrógeno, eran muy superiores a lo permitido por la legislación estadounidense.

Se calcula que el fraude habría llegado a los 11 millones de vehículos diesel en todo el mundo

Otro ejemplo de hace 5 años. El banco británico Barclays fue multado en 2012 a pagar 340 millones de euros por distorsionar el líbor (el índice que fija los tipos de interés).

Después de esta multa y ante la huida de sus clientes, el Banco anunció que el sueldo de los empleados dependerá de su ética.

El anuncio de Barclays  parecía una operación de marketing más, pero en el contexto actual de pérdida de credibilidad de las entidades financieras, esta decisión parte de una visión avanzada de la gestión empresarial, donde los riesgos reputacionales por falta de ética constituyen una de las grandes amenazas para las organizaciones.

Así se evidenció en el taller Gestión de riesgos empresariales desde la perspectiva ética y de la reputación, impartido por Belén Merino de Cabal consulting, para el Centro Mexicano para la Filantropía, el 15 de febrero de 2018.

Daño reputacional, el primer riesgo corporativo según AON

Así lo muestra el estudio  Global Risk Management Survey de Aon, donde el primer riesgo considerado es “el daño  a la reputación corporativa y  marca”. También un estudio de Deloitte en colaboración con Forbes de 2014 lo indicaba.

La falta de ética y la integridad que deriva en corrupción, sobornos y fraudes son los principales aspectos a tener en cuenta para gestionar el riesgo reputacional junto a las cuestiones de seguridad.

Desde Cabal consulting estamos convencidos de que a medio plazo la integridad, el respeto, el servicio, la excelencia y la responsabilidad son los valores que deben guiar la conducta empresarial para asegurar la sostenibilidad de la empresa.

Ante unos consumidores más exigentes, sobrecargados de información y más concienciados con la protección del medio ambiente, guiarán sus decisiones de compra basándose en la confianza, las experiencias positivas y las empresas responsables.

En una palabra se fijarán en las empresas con mejor reputación, entendida ésta como íntegras, con buen gobierno y visibles.

¿Cómo aplicar la gestión ética en mi empresa evitar daños reputacionales?

En primer lugar  hay que revisar la dimensión axiológica de la organización para ver si es acorde a los valores de la sociedad actual. Además una empresa que aspira a reducir sus riesgos reputacionales debe tener 3 herramientas básicas:

  • Código ético: un documento formal donde se expresan los valores de la organizacion y la conducta esperada para todos los empleados y colaboradores.
  • Comité de ética: encargado de impulsar la ética dentro de la organización, velar por el cumplimiento del Código ético, resolver dilemas éticos y asesorar en todo lo referente a las cuestiones de integridad.
  • Auditoria ética: un consultor externo que verifica que se está cumplimiento lo que la empresa dice.

Otros instrumentos que revelan las buenas prácticas empresariales y la gestión de riegos reputacionales son los Informes de buen gobierno, las Memorias de RSC y desarrollar un política integral de RSC, además de incluir la formación en ética.

Si deseas saber más sobre cuestiones éticas, necesitas formación en la materia y cómo aplicar la gestión ética en tu organización para evitar riesgos reputacionales contáctanos sin compromiso, estaremos encantados de asesorarte.

 

¿Cómo hablar en público y persuadir? Te contamos las 5 claves

Hablar en público es una de las 3 cualidades más valoradas por las empresas, junto al conocimiento de idiomas y la capacidad de adaptación. Sin embargo hablar en público es un reto para la mayoría de las personas, ya que nuestro sistema educativo no nos ha formado para ello. Te contamos las 5 claves para que triunfes al hablar en público. Leer más

Reputación, tu aliado para crecer, competir y ser sostenible

La directora de Cabal Consulting, Belén Merino, impartió un taller para gestionar la reputación corporativa en el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) los días 30 y 31 de marzo de 2017 en la Ciudad de México.

El taller estuvo enfocado enseñar una metodología para gestionar la reputación corporativa  de una forma práctica y aplicable a cualquier organización.

Al taller asistieron responsables de RSE de diversas empresas y organizaciones procedentes de estados como Quintana Roo, Chihuahua o la Ciudad de México y Veracruz.

Ventaja competitiva

En la época de la transparencia, la incertidumbre, la globalización y las nuevas tecnologías, y con una sociedad cada vez más consciente y exigente la reputación corporativa está cobrando un valor creciente como un activo para las empresas. Este valor se refleja en el número de artículos académicos que contienen en su título los términos “reputación corporativa” o “riesgo reputacional”, que se ha más que duplicado desde el año 2000 (The Conference Board Business Information Service, 2007).

No obstante, la preocupación por la reputación no es nueva. Así hablamos de que una empresa tiene “buen nombre” o que tal o cual persona “goza de buena reputación”. Ya lo dijo Miguel de Cervantes en la segunda parte de “El Quijote”: “que más vale el buen nombre que las muchas riquezas”.

La Reputación se ha considerado y se considera un activo muy valioso que debe cuidarse para conseguir ventajas competitivas en un entorno global cada vez más complejo y con una gran competencia.

Belén Merino compartió con los asistentes su visión sobre la gestión de la reputación: hacer las cosas bien y además comunicarlo de forma cabal. Asimismo, aseguró que  hoy en día  no es posible lograr buena reputación sólo con relaciones públicas, ya que es difícil ocultar las conductas poco éticas y el engaño en la sociedad actual.

 

“El modo de obtener una buena reputación es procurar ser lo que se desea parecer.”   Sócrates

Cabal consulting e Ideas Sustentables unen fuerzas para crecer en México y España y ofrecer lo mejor en Comunicación y RSC para un desarrollo sostenible

Este mes de septiembre hemos formalizado una alianza con la consultora mexicana Ideas Sustentables. De esta forma Cabal consulting e Ideas Sustentables unen fuerzas y se complementan para llevar a las organizaciones lo mejor de España y México en Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y Comunicación para el desarrollo sostenible.

¿Es la comunicación de tu empresa coherente con sus valores?

Comunicamos todo el tiempo, aunque carezcamos de una estrategia al respecto. Las empresas, las marcas, las personas, los gobiernos son el reflejo de lo que dicen a través de sus mensajes, de sus hechos  y los valores que los definen. Todo ello va conformando la reputación de la empresa, de la organización y de las personas.

Según la RAE, la reputación es “opinión o consideración en que se tiene a alguien o algo”. Esta opinión no surge de la noche a la mañana sino que se va conformando en la mente de las personas a lo largo de los años, a través de la experiencia con esa empresa y  lo que los demás cuentan de ella.

La reputación es sinónimo de confianza y la confianza es la base de la construcción de cualquier relación, especialmente la comercial. Los consumidores buscan confianza a la hora de adquirir un producto o servicio y son cada vez más exigentes. Se estima que uno de cada 2 consumidores ya basa sus decisiones de compra en función de la responsabilidad social, ambiental y ética de sus marcas. En mercados globales y transparentes tener buena  reputación es clave para el éxito comercial.

Por ello, hoy en día las marcas, las empresas, los gobiernos y las personas deben gestionar su reputación. De poco sirven las estrategias de marketing para “marcas mentirosas” o empresas irresponsables, porque una vez que el consumidor tenga la experiencia real y descubra que le han dado “gato por liebre” dejará de confiar en ese producto.

Las crisis reputacionales afectan a casi todas las empresas a lo largo de su vida. En los últimos meses hemos asistido a dos casos muy notables. La automotriz alemana Volkswagen, por ocultar pruebas de emisión de gases, y la empresa mexicana de alimentos La Costeña, al aparecer en redes sociales unas imágenes en las que se pone en entredicho la calidad de sus procesos.

Diferentes estudios concluyen que las empresas que tienen un importante y sólido capital reputacional logrado a través de los años,  son más competitivas porque atraen y retienen talento, tienen acceso a capital en condiciones ventajosas, y venden más; y en caso de crisis, disfrutan del beneficio de la duda y se recuperan a medio plazo. En un un par de años, comprobaremos qué  tan solida era la reputación de estas empresas y cómo fue el manejo de la crisis.

Y tú, ¿aún no tienes un plan para gestionar la reputación y aprovecharte de su capital? ¿le apuestas a la improvisación y las pólizas de seguros? Si quieres construir y proteger tu reputación, debes tener una estrategia y una gestión. Pregúntanos en info@cabalconsulting.com

 

 

 

¿Cómo cuidas tu reputación?

Miles de millones pierden las empresas ante una crisis de reputación. Los casos recientes de La Costeña, OHL, Volkswagen…. son sólo 3 ejemplos que  han generado graves pérdidas económicas a sus propietarios. En muchas ocasiones, las empresas o marcas desaparecen.

Las crisis de reputación ponen a prueba las fortalezas o debilidades de las empresas. Algunas reaccionan a tiempo y salen fortalecidas, otras se paralizan y los clientes las abandonan, los acreedores se ceban con ellas y los socios les reclaman.

En la actualidad, nadie está a salvo de tener un episodio de crisis reputacional. Con la utilización masiva de las redes sociales,  las empresas deben prestar más que nunca atención al cuidado y vigilancia de su marca, ya que cualquier persona, incluidos los trabajadores, pueden hablar (bien o mal) de ella.

Hoy en día la gestión estratégica de las organizaciones  implica gestionar algo tan intangible como es la Reputación. Ya lo dijo Miguel de Cervantes en El Quijote, “Más vale el buen nombre, que las muchas riquezas”.

Efectivamente, la Reputación corporativa es una clara ventaja competitiva para quien la posee: atrae y retiene talento, permite negociar con proveedores y acreedores en mejores condiciones, genera incondicionales de la marca, atrae nuevos clientes y en caso de crisis, gozará del beneficio de la duda.

Pero, ¿es posible  gestionar la Reputación corporativa? ¿Cómo hacerlo, cuáles son las claves?  Cabal consulting está especializada en la gestión de la Reputación corporativa, para que se beneficie de ser una empresa, persona u organización admirada,  ¿Hablamos?

info@cabalconsulting.com